La prevención de conflictos, el reto común de las familias, los educadores y la administración pública

30 septiembre, 2020

Este martes ha tenido lugar un webinar bajo el título ‘Nueva normalidad: las claves para prevenir problemas de conducta en los jóvenes’, en el que varios expertos procedentes de los ámbitos de la administración pública y la educación han analizado cómo la prevención, en este contexto tan inusual, puede jugar un papel decisivo en el correcto desarrollo de los jóvenes. El webinar, organizado por RECURRA Ginso, un programa que ofrece apoyo a las familias en situación de conflicto con sus hijos e hijas adolescentes, ha tratado desde diferentes ángulos aquellas problemáticas relacionadas con los jóvenes que preocupan y ocupan a la sociedad.

El encuentro digital se ha dividido en tres bloques temáticos y ha contado con Constantino Mediavilla, presidente de Madridiario y Diario Crítico, como moderador.

La educación preventiva comienza en casa, pero debe continuar en las escuelas

En el primer bloque, ‘Violencia escolar y familiar: cómo prevenir para evitar intervenir’, los ponentes han debatido sobre la importancia que cobra la educación en la prevención de conflictos, tanto escolares como familiares.

En este sentido, Javier Urra, doctor en Psicología Clínica y presidente de la Comisión Rectora de RECURRA Ginso, ha explicado bajo el título de su ponencia ‘Educar, es prevenir’ que una correcta educación, basada en el autodominio y la gestión de la frustración, así como en la empatía y el respeto por la intimidad, es la mejor prevención. “La educación siempre es un reto y, en tiempos impredecibles, un desafío. Propone crear desde lo conocido y atreverse a formar hoy con vistas a inaugurar un futuro que, no se dude, está por venir”, ha reflexionado Urra.

Por su parte, Andrés Crespo, coordinador del equipo de apoyo contra el acoso escolar e inspector de Educación, ha insistido en la especial función que tienen las escuelas en la prevención de la violencia y el acoso escolar, así como en la estimulación de un clima de convivencia constructivo: “Es fundamental que las escuelas identifiquen y prevengan los casos de acoso y ciberacoso e intervengan en ellos de manera proactiva. Para ello, han de seguir los documentos oficiales puestos a su disposición, tales como protocolos, planes de convivencia y/o de acción tutorial”, ha subrayado Crespo.

Por otro lado, Leo Farache, director general de la Asociación de Agencias de medios y socio director de ‘Educar es todo’, ha señalado al clima escolar como uno de los factores determinantes en la reducción de conductas agresivas por parte del alumnado. En este aspecto, ha recordado que, según el último Informe PISA (Programme for International Student Assessment), uno de cada cinco alumnos escolarizados sufre acoso escolar y sólo el 15 por ciento se atreve a decírselo a sus padres o profesores.

“Sí, es un problema individual, pero son las sociedades sanas aquellas capaces de resolver los problemas individuales a través de la inteligencia colectiva”, ha concluido Farache.

La vocación del profesorado, más importante que nunca

El segundo bloque, ‘Desafíos de la enseñanza en la nueva normalidad’, ha tratado cómo gestionar emocionalmente la incertidumbre generada por una nueva forma de docencia repleta de retos, tanto para los profesores, como para los padres y los alumnos.

Sophie Álvarez-Vieitez, subdirectora de RECURRA Ginso, ha explicado: “Cuanta más distancia debamos respetar, más debemos acercarnos emocionalmente los unos a los otros. Estamos ante una gran oportunidad para aprender a ser una ‘Comunidad’, con mayúscula. La prevención es fundamental porque se anticipa, ya sea evitando y/o reduciendo; además, es más fácil y barata”.

Por su parte, Carmen Guaita, maestra jubilada y ex secretaria estatal de comunicación de ANPE (Sindicato de Profesionales de la Enseñanza Pública), ha resaltado algunos aspectos clave sobre los que los profesionales de la educación pueden ir enfocando esta nueva etapa, tales como la comunicación o la dignidad. En una sociedad donde sólo importan los resultados y no tanto el proceso, mi trabajo como educadora es, precisamente, proteger el proceso. Ahí es donde está el ser humano que se desarrolla y que espera que le acompañemos en su camino”, ha enfatizado Guaita.  

Los centros y familias de acogida en tiempos de crisis

El último bloque, ‘Derechos de la Infancia en la nueva normalidad’, presentado por Carlos Benedicto, Director de Proyectos, Estudios e Innovación de la asociación GINSO, ha reflexionado sobre la repercusión de la crisis ocasionada por la COVID-19 en el sistema de Protección a la Infancia y cómo se han adaptado las familias de acogida, de adopción y los centros de protección a los criterios establecidos por el Ministerio.

En este sentido, Ana Cristina Gómez Aparicio, subdirectora general de Protección a la Infancia, dependiente de la Dirección General de Infancia, Familias y Natalidad de la Comunidad de Madrid, ha reconocido la gran labor que han realizado los profesionales de los centros, así como las familias de acogida, quienes han propiciado un entorno en el que han podido conocer mejor a sus hijos adoptivos: “El confinamiento ha resultado ser un periodo para conocerse mejor, de convivencia familiar, en el que han tenido la oportunidad de estar con sus padres de acogida en un contexto mucho más tranquilo”.

Entry Filed under: Noticias. .



Leave a comment

Required

Required, hidden


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 8 2 ?
 

Some HTML allowed:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Subscribe to the comments via RSS Feed


Categorías

Archivos

Entradas recientes

Etiquetas