Ventajas de alquilar pisos obra nueva

9 diciembre, 2019

Junto al edificio de la Lonja, en el centro de la ciudad de Valencia, una pareja joven que arrastran sendas maletas, entran en un bajo. «Rooms en alquiler», dice el cartel. Los atiende una novia que les pregunta por el tipo de vivienda que necesitan para estar cuatro días. La pareja parece un poco preocupada. Es la primera vuelta, explican en inglés, que visitan una ciudad sin haber reservado con antelación. Acaban de aterrizar en el aeropuerto de Manises. «En estos momentos hay mucha oferta», los tranquiliza la novia que hay al otro lado del mostrador. Cinco minutos después se van, satisfechos, con un estudio alquilado por 64 euros la noche. «Los precios han bajado en los últimos meses. Hay demasiados alojamientos en el mercado «, asegura tras la responsable de esta casa de intermediación.( alquiler piso nuevos Barcelona)

Es lunes 9 de julio. Justo hoy ha entrado en vigor la nueva Ley de Turismo y Hospitalidad de la Generalitat Valenciana que regula por primera vez las residencias turísticas y crea un registro autonómico. Para poderse incorporar necesario haber obtenido, previamente, un informe favorable del correspondiente ayuntamiento. Y en el caso de Valencia, el equipo que encabeza Joan Ribó anunció el pasado mayo que sólo podrán destinarse al objetivo mencionado las plantas bajas y las primeras plantas. La finalidad declarada es minimizar las molestias para el vecindario. El anuncio del endurecimiento de la normativa ha provocado un alud de solicitudes que persiguen esquivar las restricciones antes no entre en vigor. Según publicaba el diario Levante-EMV, en dos meses el Ayuntamiento ha recibido 700 solicitudes de licencia, que ahora están en tramitación. En la actualidad la capital valenciana cuenta con cerca de 5.000 pisos de uso turístico con licencia como indica la empresa (pisos alquiler obra nueva Barcelona)

Un problema que llama a la puerta

La proliferación de pisos vacacionales es un fenómeno que, en nuestro país, ha emergido con fuerza en los últimos tres años. La aparición de la mal llamada economía colaborativa y los portales de alquiler como Airbnb o Home Away han introducido un nuevo modelo de consumo turístico y, con él, nuevos retos sociales y económicos que hay que abordar desde el ámbito público. El incremento de la llegada de turistas a este lado del Mediterráneo -derivada en parte por la inestabilidad de los últimos años en otros destinos africanas-, unido a la creciente movilidad que dan las compañías, ha provocado que el fenómeno de los pisos turísticos se desbordara . Muchos ayuntamientos han tenido que reaccionar a toda prisa para responder al malestar social que se está generando. La mayoría de administraciones han optado por aplicar la vía punitiva a los infractores. Sólo en Cataluña, desde 2015, por esta vía, se han recaudado cuatro millones de euros. A prácticamente ninguna ciudad grande del país no se ha creado una plataforma vecinal para protestar contra ello. Los pisos turísticos, dicen, incrementan los precios de los alquileres y, por consiguiente, provocan problemas de accesibilidad para las personas que viven allí. También en las zonas costeras, tradicionalmente vertidas al turismo, el incremento de esta modalidad genera quejas. Según los datos aportados por las diversas administraciones, en los Países Catalanes hay dados de alta 155.283 viviendas de uso turístico (véase gráfico para la distribución por territorios). Estos serían, sin embargo, los legales. Que operan en el mercado negro, son muchísimos más.

Entry Filed under: Empresas. .



Leave a comment

Required

Required, hidden


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 3 8 ?
 

Some HTML allowed:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Subscribe to the comments via RSS Feed


Categorías

Archivos

Entradas recientes

Etiquetas