Adiós a las llaves? La tecnología que abre puertas

29 octubre, 2019

Cansado de perder las llaves? La tecnología tiene la solución. Gracias a los teléfonos inteligentes podremos abrir y cerrar todo tipo de puertas con sólo mover un dedo, tal como explica Jaime Novoa en este artículo publicado en la web de Mobile World Capital.

En España hay varias empresas trabajando en esto: Salto Systems, por ejemplo, ha desarrollado justo, una aplicación que permite abrir y cerrar puertas desde el teléfono móvil de cada cliente.

Abrir la puerta del garaje con el teléfono móvil

Lomando comercializa un sistema para empresas y comunidades de vecinos que permite activar cualquier tipo de acceso automatizado a partir de una aplicación.

Sustituir el mando de la puerta del parking por una sencilla aplicación en el teléfono móvil. Esta es la idea que tuvieron los barceloneses Marc Collado y Víctor Roger el año 2012 cuando, durante sus estudios en el Instituto Químico de Sarriá, desarrollaron una placa electrónica capaz de conectarse e interactuar con los dispositivos móviles. El concepto enseguida llegó a los oídos de Ignacio Vilá, proveniente del mundo de las consultorías de inversión, y los tres fundaron Iomando. Desde entonces, el proyecto ha ido creciendo a buen ritmo. En el año 2014 consiguieron levantar 150.000 euros en su primera ronda de financiación, un año más tarde cerraron acuerdos con grandes corporaciones como el Banco Sabadell, la Generalidad de Cataluña o la Universidad de Vic y ahora ya tienen en el punto de mira el salto a Latinoamérica.

«El sistema es sencillo», explica Vilá, que aterrizó en la empresa después de fundar una consultoría de inversión en la Europa del Este. «Sólo hay que instalar un pequeño dispositivo cerca del acceso, que se conecta al motor de la puerta -que debe estar previamente automatitzada- y al corriente», resume. A partir de aquí, el administrador decide a qué usuarios da permiso para activar la puerta y en qué horarios lo pueden hacer. «Nuestra tecnología permite llevar un registro exhaustivo de quién entra y quién sale de los espacios, dar de baja cualquier persona de forma inminente sin tener que cambiar la cerradura y ahorrar tiempo, descuidos e incomodidades a los usuarios», detalla el cofundador de Iomando.

Con un precio de entre 200 y 250 euros por dispositivo y una cuota anual por usuario que fluctúa entre los 24 y los 48 euros (según el número de personas que utilizan el sistema), la empresa calcula que ya da servicio a 14.000 usuarios , principalmente en Cataluña. «Si tenemos en cuenta que la vida de un mando a distancia es de cuatro años y que cada uno vale unos 30 euros, nuestra tecnología acaba saliendo más a cuenta», asegura Vilá.

«Hemos conseguido abrir puertas, barreras, persianas, ascensores y pilones urbanas para acceder a zonas peatonales a través del móvil» Ignacio ViláCEO de Iomando

Si bien la start-up comenzó dirigiéndose sólo a las comunidades de vecinos, enseguida fue abriendo el abanico de clientes potenciales y ahora ya trabaja con empresas de mensajería y de gestión de aparcamientos y con administraciones públicas. «Del mismo modo que podemos activar una puerta de garaje, también podemos abrir barreras, persianas de ventanas, ascensores y pilones urbanas para acceder a zonas peatonales», afirma el ejecutivo. En 2015 Iomando firmó un acuerdo con el Ayuntamiento de Mollet del Vallès para aplicar el sistema a los pilones y comenzó a trabajar con grandes clientes como Terraminium -l’administrador de fincas mayor del Estado- o con Puertos de la Generalitat, la compañía encargada de gestionar los puertos pesqueros, deportivos y comerciales catalanes de titularidad pública. «Las grandes empresas buscan cada vez más el valor añadido: saben que nosotros les damos y, a cambio, hacer tratos con ellos nos abre nuevas puertas», explica.

Las cifras los sonríen, pero, por ahora, sólo a pequeña escala. Si bien el año 2014 facturaron sólo 17.000 euros, en 2015 ya superaron los 40.000. «Durante este periodo nos hemos centrado principalmente en validar la tecnología cerrando acuerdos y haciendo pruebas piloto», apunta el ejecutivo. Sin embargo, Iomando prevé terminar en 2016 facturando 175.000 euros. De momento, ya tienen en marcha la segunda ronda de inversión -con la que esperan conseguir 600.000 euros entre ayudas públicas y capital privado- y ya preparan el salto a Latinoamérica con una esperanza y un objetivo: encontrar las puertas abiertas para poder abrir ellos muchas más.

Así ocurre por ejemplo en el hotel Astoria 7 de San Sebastián, por lo que desde recepción pueden enviar las claves ‘a los huéspedes para que se las descarguen a su teléfono inteligente.

La tecnología de Justin, basada en Bluetooth LE, se puede adaptar a las cerraduras ya existentes, por lo que la inversión necesaria se reduce. La aplicación incluso permite acelerar el proceso de ‘check-in’ y por lo tanto ahorrar tiempo a los trabajadores del hotel.

En otras ocasiones es necesario instalar algún tipo de dispositivo en la cerradura. Por eso hay productos como August, una cerradura inteligente que se puede controlar desde el teléfono móvil.

Su aplicación permite administrar claves permanentes para todos los miembros de la familia, o temporales para visitantes y servicio doméstico, por ejemplo como utiliza ya cerrajeros granada.

Entry Filed under: Empresas. .



Leave a comment

Required

Required, hidden


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 12 15 ?
 

Some HTML allowed:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Subscribe to the comments via RSS Feed


Categorías

Archivos

Entradas recientes

Etiquetas