Un día cualquiera… Un día más

13 diciembre, 2014

A veces, cada vez con más frecuencia, siento que estoy bordeando la locura. Mi capacidad para adaptarme a situaciones límite se ha quedado en el camino, no recuerdo cuantos años hace. Mi capacidad de sobreponerme y seguir peleando por buscar una relativa felicidad y estabilidad me la han ido robando poco a poco.

Mujer llorando

No me reconozco, no se quien soy, no que se ha sido de esa mujer que tardaba pocos minutos en tragar sus lagrimas y volver a sonreír pensando que el futuro traería mejores momentos. Me gustaría saber como adelgazar rapido y olvidar todas esas penas que llevo acumuladas. No recuerdo donde se ha quedado esa hija, hermana y madre que sacaba fuerzas para convencer a todos que todo cambiaria, que nada es eterno y menos la tristeza y el dolor.

Esa misma hija que ha visto morir poco a poco la fe y la esperanza de ayudar a vivir a sus propios padres. Esa misma hermana que con palabras y una ternura oculta intentaba superar las dificultades de un hermano adolescente. La madre que se siente vencida y fracasada por no ver cumplido el único sueño al traer al mundo a sus hijas: que fueran felices.

Me siento incapaz de reconducir mi propia vida, incapaz de solucionar mis propios problemas.

Lo cierto es que nada depende de mí.

Entry Filed under: Reflexiones. Etiquetas: .



Leave a comment

Required

Required, hidden


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 12 4 ?
 

Some HTML allowed:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Subscribe to the comments via RSS Feed


Categorías

Archivos

Entradas recientes

Etiquetas