Cosméticos de belleza: mis favoritos

La cosmética…ese gran barómetro social y ríete tu del Euribor. A continuación os voy a contar cuáles son mis cosméticos de belleza favoritos, ¿estás preparada?

Hidratante: nunca repito. En ella puedo gastar 5 o 50 euros. La que tengo ahora no tiene marca ni etiqueta. Me gustan mucho “Have a Nice day”, de Origins, la “amarilla” de Clinique e Hidramax (Precision) de Chanel.

Serum: sí, he caído en sus redes. Soy una mujer infrahidratada y cansada. Uso el fantástico Serum 365 Cellular Elixir de Lancaster.

Cosméticos de belleza

Limpiadora, Hidratante de Cuerpo y Exfoliante de Cara: productos Khadi, comprados en la India a un precio irrisorio y con un packaging y un diseño sospechosamente parecidos a los de Khiels. Intuyo que fue antes Khadi que Khiels.

Exfoliante de cuerpo: Si no tengo, mezclo sal gorda con mi gel de baño. Prefiero tener.

Iluminador: Touch Eclat de YSL (¿hay otro?) este producto entra en la categoría de producto-isladesierta.

Barras de labios: cualquiera, todas me gustan, todas las necesito aunque al final use sólo protector labial. Un must: rojo Chanel de-toda-la-vida.

Protector labial: Lippen (comprado en farmacia), el tradicional americano, Carmex o la supereficaz Eight Hours, de Elizabeth Arden.

Colorete: Bronzing Duo, de Clarins o cualquiera de Bourjois.

Tónico: Bobby Brown o el de la Santísima Trinidad de Clinique.

Antiojeras: Stila o Revlon.

Mascarilla de cara: Ahora uso la tradicional de arcilla, Mud Pack Masque de Queen Helene, una marca clásica que se puede comprar en ese templo del saber y del trash que es Ricky´s.

Perfume: Los que me regalan; ahora dos fantásticos, el ya clásico L´Eau d´Yssey y Chance, de Chanel. Me gustan mucho: Acqua di Parma, los Penhalingón´s, los de Calypso y Hierba Fresca (Aqua Allegoria) de Guerlain.

Y por ahora es suficiente porque el tema es infinito. Todas estas firmas me pagan mucho dinero y me inundan a regalos por citarlas, claro. Si no de qué.

Serum facial; qué es y cómo se aplica

El serum facial es un producto más entre los indicados para la rutina de belleza, tanto en hombre como en mujer. Se trata de un concentrado en vitaminas y minerales que necesita nuestra piel según la edad y el estado, de rápida absorción, y con aptitudes muy beneficiosas para mantener la salud facial y vernos mucho mejor durante más tiempo.

Si quieres descubrir todos los detalles de este producto, y su forma de aplicación, te invitamos a adentrarte más en el mundo de la cosmética avanzada.

Serum facial

Serum facial, ¿para qué es?

Como ya hemos indicado, se trata de un concentrado en nutrientes para la piel, que se utiliza junto con el resto de productos cosméticos diarios, de forma complementaria, aportando unos beneficios extra según el tipo de piel.

Cada vez son más los productos de cosmética natural y ecológica que salen al mercado para asegurarnos una completa inocuidad con la piel al estar elaborado sin ingredientes químicos.

Un serum facial actúa en las capas más profundas de la piel, solucionando los problemas concretos que necesitamos según las necesidades de la piel de nuestro rostro.

Existen tantas variedades de serum facial como tipo de piel. En el mercado podemos encontrar serum para pieles más jóvenes, pieles más maduras, específicos para pieles secas, pieles grasas, pieles mixtas, antiarrugas, para prevenir la aparición de manchas, etc. Debemos elegir un serum que se adecue a nuestras necesidades si queremos ver resultado en poco tiempo.

Su aplicación no engrasa la piel, se absorbe muy rápidamente, y también debemos tener en cuenta que no sustituye a una crema hidratante, siempre debemos utilizar ambas en nuestra rutina.

¿Cómo se aplica?

El serum facial, al ser un producto altamente concentrado, sólo precisa de unas pequeñas gotas para ofrecer unos resultados positivos visibles.

Debemos aplicarlo exactamente en la zona de nuestro rostro que presente el problema específico, por ejemplo, una zona más seca de la piel, una mancha solar que queremos ayudar a que desaparezca, o las zonas del rostro con mayor tendencia a aparición de arrugas.

Con la yema del dedo damos suaves golpecitos en la zona dónde hemos aplicado las gotitas de serum, con el fin de ayudarlo a absorberse.

Siempre debemos aplicar el serum antes que nuestra crema hidratante, ya que éste producto se absorbe mucho más rápido, y la crema hidratante dificultaría su penetración si la aplicáramos en primer lugar.

Si quieres más consejos sobre belleza, a través de este blog de cosmética natural podrás conocer todos los secretos que necesitas para mantenerte más guapa y joven durante más tiempo.