La app para diagnosticar con fotos la desnutrición, más cerca de la realidad

¿Podríamos salvar más vidas si fuésemos capaces de diagnosticar la desnutrición con un teléfono inteligente? “Indudablemente sí. Una de las claves que convierte el hambre de un niño primero en enfermedad y luego, muchas veces, en muerte es precisamente la falta de diagnóstico, sobre todo en lugares donde no hay personal de salud cercano o donde una guerra impide el acceso del personal humanitario”, explica el responsable de salud y nutrición de Acción contra el Hambre, Antonio Vargas. Muchos niños mueren, sencillamente, porque no se sabía que necesitaban un tratamiento específico contra la desnutrición, hoy asequible y accesible en muchas zonas del mundo. “Tras los avances gigantescos realizados en las últimas décadas en el tratamiento de la desnutrición gracias a los Alimentos Terapéuticos Listos para su Uso necesitábamos mejorar masivamente el diagnóstico para seguir avanzando, y esta investigación de Acción contra el Hambre, en colaboración con la Universidad Cheik Anta Diop de Dakar y la Universidad Complutense de Madrid ha sentado la base científica para que una app de móvil pueda hacerlo mediante una imagen. 

El origen de la investigación 

“Primero desarrollamos un modelo para capturar la morfología del cuerpo los menores entre 6 y 59 meses. Después validamos dicho modelo, para lo que tomamos mediciones y fotografías a cientos de niños y niñas en Senegal y EspañaDemostramos tras este estudio que nuestro modelo permitía diferenciar la morfología entre las distintas etapas del crecimiento y las dos poblaciones humanas analizadas. Paralelamente comparamos la forma del niño sano con la del niño desnutrido, creando un algoritmo que nos permite calcular con qué probabilidad un menor puede padecer desnutrición. Luego desarrollamos una app que integrase todos estos nuevos conocimientos generados con ayuda de expertos en desarrollo de inteligencia artificial y tratamiento de imagen (Tyris Software), para poder obtener un diagnóstico en tiempo real del estado nutricional de un menor. Tras tres años de investigación nuestra metodología de trabajo acaba de ser avalada por la prestigiosa revista American Journal of Physical Anthropologydonde explicamos cómo la morfología del cuerpo humano cambia durante el crecimiento y entre diferentes poblaciones humanas. Esto era justo el reconocimiento científico que necesitábamos para aumentar la ambición del proyecto”, resume Laura Medialdea, investigadora principal y coordinadora de la investigación. 

Próximos pasos: tratamiento y prevención 

La ambición de la investigación no se detiene: “en este momento estamos buscando aliados para terminar de desarrollar la tecnología necesaria y ponerla en escala y para poder usar esta técnica también en el seguimiento del tratamiento, ya que la forma de los pequeños puede ser un factor incluso más sensible que las pruebas clínicas para seguir la evolución en los 40 días de tratamiento y un criterio para anticipar posibles recaídas o para dar el alta del tratamiento nutricional”, explica Vargas. 

Tan interesante o más que el diagnóstico o el seguimiento son las posibilidades de usar esta técnica en la fase de prevención: “¿cómo? permitiendo a las familias o los agentes de salud comunitarios el seguimiento del estado de salud de los niños y niñas de la comunidad mediante la imagen”, explica Vargas. Estamos también discerniendo cuál es la parte más relevante del cuerpo para nuestro objetivo: no serán necesarias fotografías del cuerpo completo, por el momento estamos concluyendo que es el brazo el segmento más representativo de los cambios por el déficit o exceso de lípidos y/o masa muscular en el cuerpo”, explica Medialdea. 

La alianza con el Programa Mundial de Alimentos nos ha permitido complementar esta app con el uso de “Chatbot”, un programa que da indicaciones inmediatas a la familia del menor diagnosticado tales como la geolocalización del centro de salud más cercano o qué cambios debe realizar en la dieta para mejorar el estado de salud del menor. 

Blockchain para incentivar el diagnóstico  

El equipo técnico de Acción contra el Hambre está estudiando también la tecnología de blockchain y tratamiento sucesivo de datos que permitiría integrar en la aplicación el pago inmediato a los agentes de salud por cada diagnóstico con imagen realizado. Esto y la posible aplicación para diagnosticar la desnutrición crónica (hasta ahora se han creado solo los prototipos para aguda) es la nueva vertiente de la investigación que se realizará en Guatemala gracias al apoyo de la Cooperación Española. 

Una alianza entre humanitarios, universidades y sector privado 

El trabajo conjunto con el mundo académico ha sido clave en el desarrollo de este proyecto, ya que aportan el aval científico necesario para llevar a cabo cualquier proyecto de investigación. Además, el modelo que hemos desarrollado permite el estudio de cualquier alteración morfológica que se pueda producir en el cuerpo de un menor como consecuencia por ejemplo de déficit de macro o micronutrientes, por lo que abre la puerta a nuevas investigaciones para el mundo académico. 

“En un contexto en el que se hace cada vez más difícil encontrar aliados para investigar, ya que los donantes son más propensos a financiar la intervención directa, el apoyo de empresas como Mutua madrileña, que ha entrado como uno de los donantes del proyecto, supone un gran respaldo”, explica Vargas. 



0 comments ↓

There are no comments yet...Kick things off by filling out the form below..

Dejar un comentario


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 2 2 ?