Entries from Septiembre 2015 ↓

Más detalles de la fotografía de moda

La fotografía de moda es un género fotográfico dedicado a ilustrar ropa y otros artículos relacionados con la moda. Estas fotografías son publicadas, a menudo, en anuncios publicitarios y revistas especializadas, como Vogue y Elle, y en otros como Cosmopolitan, GQ o Marie Claire. A través del tiempo, la fotografía de moda ha desarrollado su propia estética, donde las prendas de vestir y los accesorios suelen estar acompañados de historias y lugares exóticos elegidos por los fotógrafos para tales fines. Por su función de producción de imágenes para el uso de los productos indumentarios tiene un carácter comercial, y también tiene un rol sociológico por la influencia que ha tenido en la identidad femenina a través de la difusión de las ideas de belleza, seducción , juventud, elegancia, glamour, etc.

Fotografía de moda

Historia

La fotografía fue desarrollada en la década de 1830, pero su primera técnica popular, el daguerrotipo, no era conveniente para la impresión masiva. En 1856, Adolphe Braun publicó un libro con 288 retratos de Virginia Oldoini, la condesa de Castiglione, una noble toscana de la corte de Napoleón III. Las imágenes la mostraban con su atuendo de corte oficial, lo que la convirtió en la primera modelo.

En la primera década del siglo XX, los avances en la impresión de tonos medios permitió que las fotografías se incluían en revistas. La fotografía de moda apareció por primera vez en publicaciones francesas, como la Mode Practique; en 1909, la editorial Condé Nast se hizo cargo de la revista Vogue, contribuyendo al origen de la fotografía de moda. En 1911 Steichen fue “retado” por Lucien Vogel, el editor de Jardin des Modes y La Gazette du Bon Ton promover la moda como una bella arte mediante el uso de la Fotografía. Entonces Steichen hizo unas fotos de vestidos diseñados por el modisto Paul Poiret, y estas imágenes fueron publicadas en el número de abril de 1911 de la revista Arte te decoration; de acuerdo con Jesse Alexander, esto “… ahora se considera como la primera sesión de fotografía de moda moderna. O sea, fotografiar las prendas de vestir de tal manera como para expresar un sentido de su calidad física, así como su aspecto formal, en lugar de simplemente ilustrando la objeto “.

A partir de ese momento se puso especial énfasis en preparar las sesiones fotográficas, un proceso desarrollado primeramente por el barón Adolf de Meyer, quien retrataba a las modelos en ambientes y puestos naturales. Vogue fue seguida por su rival, Harper s Bazaar, liderando ambas el campo de la fotografía de moda durante las décadas de 1920 y 1930. Fotógrafos como Edward Steichen, Horst P. Horst y Cecil Beaton transformaron este género en una destacada forma de art. Europa, especialmente Alemania, fue la líder en la fotografía de moda por un corto período de tiempo.

Mientras la Segunda Guerra Mundial se aproximaba, la atención se centró en los Estados Unidos, donde Vogue y Harper s Bazaar continuaban con su vieja rivalidad. Fotógrafos de interiores, como Irving Penn, Martin Munkácsi, Richard Avedon y Louise Dahl-Wolfe le dieron forma a la fotografía de moda en los años posteriores. Los artistas abandonaron sus métodos rígidos por un estilo mucho más libre. En 1936, Martin Munkácsi retrató por primera vez en modelos en puestos deportivos en una playa. Bajo la dirección artística de Alexander Brodovich, Harper s Bazaar introdujo este nuevo estilo en sus páginas.

En la posguerra de Londres John French inició un nuevo estilo de fotografía de moda, adaptado a la reproducción en papel en prensa, caracterizada por utilizar luz natural y contraste bajo.

Actualidad

Después de la muerte de Richard Avedon, Helmut Newton y Herb Ritts, algunos de los más destacados fotógrafos de moda son Terry Richardson, Patrick Demarchelier, Steven Meisel, Mario Testino y Annie Leibovitz, y de otros como David LaChapelle, Anton Corbijn , Ellen von Unwerth, Manuel Outumuro o Jaume de Laiguana.

En la actualidad, los fotógrafos de moda no sólo muestran sus fotos en revistas y anuncios publicitarios, sino que también las exhiben en museos, galerías de arte y salas de exposiciones y las publican en libros, permitiendo la expansión a nuevos públicos: el inglés Glen Luchford ha expuesto en el Victoria and Albert Museum y el MoMA PS1, Nick Knight en el Tate Modern, …

Las fotografías impresas en revistas no reflejan necesariamente la obra original del fotógrafo, ya que la imagen se recorta, retoca, ya veces incluso la cubre el texto, restringiendo la libertad del autor. Así Así pues, el hecho de que la fotografía de moda salga de las revistas y se muestre en galerías de arte le permite alejarse de ese rol comercial inicial.

Baterías para vehículos industriales; Mis recomendaciones

¿Trabajas diariamente con un vehículo industrial, y ya es el momento de cambiar la batería del mismo?. Aquí os dejo unas recomendaciones y consejos que os podrían ayudar acerca de las características técnicas, ventajas y puntos clave a tener en cuenta sobre las baterías para vehículos industriales.

En mi opinión, uno de las consideraciones clave en la adquisición de éstas baterías para que tengan el aval del fabricante, nadie mejor que los desarrolladores del vehículo podrá recomendarte que batería es la que mejor se adapta a las circunstancias técnicas que posee el vehículo. Sobra decir, que lo óptimo en este sentido son las baterías para vehículos industriales que han sido fabricadas junto al propio fabricante del vehículo, esto aportará a la batería un desarrollo tecnológico frente a las demás, sin contar con la confianza que genera este aspecto en términos de seguridad, adaptación, o rentabilidad de la batería.

 Ventajas de las baterías para vehículos industriales

Otra ventaja técnica que debemos observar  antes de cualquier adquisición de baterías para vehículos industriales son las nuevas tecnologías que esta posee, he querido destacar dos tipos de tecnologías muy beneficiosas para nuestro vehículo industrial:

– Tecnología resistente a las vibraciones

Tecnologías como la High Vibration Resistance, (Resistencia a altas vibraciones) son óptimas para las nuevas circunstancias en cuanto a vehículos industriales, este tipo de tecnologías consigue una fijación de los componentes internos del vehículo, lo que consigue alejar la molesta vibración y a su vez conseguir una duración más larga en las baterías para vehículos industriales.

-Tecnologías que aseguren un mantenimiento libre

Las baterías cuyo mantenimiento no es libre, pueden convertirse en un bucle de costes operativos y en un constante trabajo de cambio de baterías para los profesionales cuyo trabajo depende únicamente de la capacidad de su vehículo industrial.

Bajo mi punto de vista, las mejores baterías para vehículos industriales que se adaptan a todas estas circunstancias, podrían ser la gama de baterías que posee Tudor, concretamente, las Tudor Expert HVR, y las Tudor Heavy, un tipo de baterías que,en mi opinión, están constituidas por todos los elementos citados anteriormente, además de un grado de de modernidad tecnológicamente que les dota fabricar sus baterías especializadas junto con los fabricantes.

Espero que os haya servido de ayuda el artículo de baterías para vehículos industriales. Si tenéis alguna pregunta o duda al respecto, no dudéis en dejar un comentario. En el próximo artículo intentaremos hablar de la aplicación para Google Play Tu Moda Online que va sobre moda y tendencias. Que tengáis un feliz día 🙂